Comprar semillas de Kiwi

Recibe en tu casa 10 semillas de kiwi (Ideal Bonsai)

Más detalles

2 artículos

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

1,50 €

Más

Su nombre científico es Actinidia deliciosa, pero todo el mundo la conocemos comúnmente con el nombre de kiwi. Planta trepadora originaria de China, toma dicho nombre tras ser introducida en Nueva Zelanda, donde posiblemente por una remota similitud de aspecto entre el fruto cubierto de vellosidades y el ave es llamada de igual forma.
Al ser un cultivo de naturaleza subtropical conlleva ciertas exigencias en su cultivo. Lo mejor son los climas templados, protegido de los vientos y con una temperatura entre los 20-30ºC y una humedad que ronde el 60%. Tambien es importante disponer de cierto espacio para permitir su desarrollo, pues en altura puede alcanzar los 8-9 metros.
CONOCE ALGO MAS SOBRE LOS KIWIS
Los kiwis poseen unas hojas alternas de unos 7,5 a 12,5 cm de largo, simples, redondas y caducas, de color verde claro en la zona trasera y más oscuro en la superior. Las hojas jóvenes están cubiertas de vellosidad rojiza, mientras que las adultas carecen de ella. Sus flores pueden ser masculinas o femeninas, necesitando de ambas para producir sus frutos. En algunos casos la planta puede ser hermafrodita, por lo que se encargará ella de la autoreproducción.
Si conseguimos que germine bien y florezca, el kiwi nos obsequiará con unos frutos en racimos con forma ovalada y la piel marrón cubierta de pelos. Su carne es verde y con una cierta acidez de gusto. sus propiedades alimenticias le convierten en una de las frutas más sanas que podemos encontrar a día de hoy. Con un gran contenido en vitamina C y E, es además rico en fibra y bajo en colesterol y posee efectos anticancerígenos, antioxidantes y refuerza las defensas de nuestro organismo. ¿Así que quien se puede resistir a la tentación de tener sus propios kiwis?
CONSEJOS PARA CULTIVAR CON EXITO EL KIWI


En primer lugar podemos adquirir la planta en un vivero o comprar sus semillas online para sembrarlas. La mejor época para iniciar nuestra aventura es sin duda el otoño. Podemos hacerlo en semillero o directamente en una maceta. Su profundidad no debe de superar los 2-3 mm. Situamos en un lugar iluminado y regamos abundantemente. Una vez germinen, las trasplantamos a una meceta más grande o a su lugar definitivo en el jardín. Ten presente en su elección que las heladas fuertes pueden matarle si es demasiado joven. Evita también temperaturas muy altas. A medida que vaya creciendo, es conveniente sacarla del tiesto individual y plantarla cerca de un árbol o estructura que le permita ir trepando. Es importante que esté protegida del viento y que el suelo no tenga cloruros y que retenga poco agua y drene rápido.
El riego ha de ser abundante en la época de mayor actividad de la planta, esto es, de Mayo a Septiembre. Ten en cuenta que el kiwi es una planta extremadamente sensible a los desequilibrios hídricos, por lo que tanto el defecto como el exceso de agua le afectarán para mal.
Los abonos orgánicos y minerales juegan un papel importante en el desarrollo y producción del kiwi. Necesita una gran cantidad de nitrógeno, fósforo y potasio. El estiercol de vaca es el más recomendado, pues mejora la textura del suelo, aporta nutrientes y favorece la asimilación de microelementos, disminuyendo así el riesgo de carencias.
Es importante realizar podas periódicas para guiar a las plantas aunque también habrá que realizar dos podas adicionales de fructificación, en invierno y en verano. Esto ayudará a ventilar e iluminar la planta. La técnica del aclareo, que elimina flores marchitas y frutos en mal estado, ayuda a mejorar la producción.
PARA CULTIVAR CON EXITO UN KIWI HAY QUE TENER EN CUENTA


- Aprovecha el invierno para hacer la poda de formación, que consiste en crear un esqueleto o parte permanente del árbol, constituido por un tronco vertical y dos ramas horizontales que se insertan en forma de T a una altura aproximada de 2 m del suelo.
- El estiércol es aconsejable que se aplique en invierno o primavera y hay que tratar de evitar utilizar materiales que puedan fermentar, caso del estiércol fresco y la gallinaza.
- Plantar un macho por cada cuatro o cinco hembras para asegurarnos que poliniza alguna.
- Tras plantar las semillas, podemos tapar el semillero o maceta con un plástico trasparente para conservar la temperatura.     
- Es una planta muy resistente a plagas y enfermedades, pero conviene protegerla con una pequeña malla metálica de medio metro de altura.
- El kiwi comenzará a dar sus frutos entre los 2-3 años tras la siembra, puediendo alcanzar su máxima producción entre el sexto y el séptimo año.
- Los frutos del kiwi se pueden recoger antes de que terminen su maduración, pues esta continúa aún estando separado del árbol.

Reseñas

No customer comments for the moment.

Escribe tu opinión

Comprar semillas de Kiwi

Comprar semillas de Kiwi

Recibe en tu casa 10 semillas de kiwi (Ideal Bonsai)

Escribe tu opinión

Path: > > Comprar semillas de Kiwi

6 otros productos de la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado...